Publicado el

Nadador Cansado

prevenir ahogamiento

¿Qué es un nadador cansado? ¿un nadador que ya está llegando al límite de sus fuerzas, como cuando corres una carrera urbana y sabes que estás llegando a tu límite?

Recuerdo viendo a David Hasselhof y Pamela Anderson rescatando gente imprudente en las playas de Los Angeles.

Volviendo a la gente imprudente de las playas de Los Angeles. En la serie cuando alguien se ahogaba pedida ayuda, chapoteaba (salpicar mucha agua) fuertemente, mejor dicho hacia una fiesta en el agua para llamar la atención del salvavidas; éste detectaba a través de sus binóculos, agarraba la lata, y se lanzaba hacia él.

Años después cuando hice el curso de Salvamento Acuático aprendí que la gente que se está ahogando no hace fiestas para llamarte la atención, es más, hacen menos buya que alguien que no se está ahogando. Aprender a detectar los signos es algo que todos deberíamos hacer.

En los manuales de Salvamento Acuático se suele dividir a las “victimas” en cuatro categorías:

  1. Nadadores
  2. Distrés Acuático
  3. Víctima Activa
  4. Víctima Pasiva

Nadadores

Una persona que sabe nadar se caracteriza por realizar movimientos coordinados de brazos y piernas. Su posición es horizontal y tiene la capacidad e propulsarse en cualquier dirección. Se les nota relajados y manejan el agua con confianza.

Distrés Acuático

Un nadador fácilmente puede entrar en distrés acuático a causa de fatiga, un tirón, miedo, frío, o una patología súbita. Los nadadores que usualmente cae en distrés acuático son los adolescentes. Está población se caracteriza por tomar aquello que uno llama “malas decisiones”. Todos pasamos por ahí y saben a que me refiero.

Usualmente el nadador en distrés controla su respiración, para no tragar agua, incluso se sumerge en el agua para relajarse, puede pedir ayuda, y puede agarrarse a un flotador. Si la situación progresa y la ansiedad lo domina, puede transformarse en una víctima activa.

Víctima Activa

distrés acuáticoLa víctima activa lucha por mantener la cara fuera del agua echando la cabeza hacia atrás; respirar no se le hace fácil, ya que cada vez que trata de tomar aire traga un poquito de agua. La cara de pánico es típica de la víctima activa; sus ojos están bien abiertos, y si tienen el cabello largo, usualmente lo tienen sobre la cara. Sus movimientos son descoordinados e inefectivos, y se asemejan aquellos de subir una escalera de mano.

En este punto solo son cuestión de segundos para que la víctima se canse y se convierta en víctima pasiva.

Víctima pasiva

Pueden ser víctimas activas que quedaron inconscientes, alguien que haya sufrido un accidente, o alguien que haya padecido una patología súbita. Las encontramos flotando boca abajo; son casos extremadamente urgentes y el tiempo para actuar es mínimo, ya que si se ha entrado en paro respiratorio tenemos pocos minutos para evitar lesiones cerebrales o la muerte.

Es importante saber la causa del accidente, ya que si la cabeza o la columna se ve comprometida es necesario aplicar técnicas especiales para evitar mayores daños.

Si aún no sabes nadar y quieres comenzar a aprender, te recomiendo que empieces por este artículo para que aprendas a flotar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *